fbpx
 
Depresión post boda: Sí, existe y acá te contamos cómo superarla

Depresión post boda: Sí, existe y acá te contamos cómo superarla

Desgano, tristeza, irritabilidad, ganas de llorar... igual tienes depre post boda y ni te has dado cuenta.

Después de estar un año (o más) enfocada en un mismo proyecto, en plena búsqueda de proveedores, pensando en un presupuesto, en el lugar ideal y hasta en el vestido de novia de tus sueños, el día de la boda tiene potencial para convertirse en el mejor día de tu vida, ¿o no? Por supuesto que el panorama cambia cuando regresas de la luna de miel y de repente te cae el veinte de que lo bueno apenas está por comenzar. Empiezas a añorar los días en los que solías pasar días enteros en Instagram para ver ideas de ramos, o te clavas viendo una y otra vez las fotos de la boda, el viaje, etc. No, no es fácil. La depresión post boda sí existe y acá te daremos algunos consejos buenísimos para que no te pegue tanto.

No preterito perfeito

Lo más normal del mundo es que después de una gran cantidad de estrés y nerviosismo el cuerpo haga de las suyas y se ponga loco con algo de tristeza. Saber reconocer la depresión post boda es el primer paso para entender cómo combatirla, y lo más importante es que sepas que no estás sola en esto. Si tomas en cuenta que acabas de tener unos meses de muchísimos ajustes, un cambio de vida radical y el inicio de un camino con el que soñaste por mucho tiempo, claro que las emociones tendrán que pasar por un periodo de balance para superar el tema de la boda y acostumbrarte a la vida en matrimonio. Ni te preocupes que lo mejor está por venir.

No te pierdas: 5 formas en las que la pandemia ha cambiado las bodas (para bien).

Raw Shoots Photography

¿Cómo identificar la depresión post boda?

Bueno, simple y sencillamente como ese periodo que se desarrolla después de planear la boda, llevarla a cabo y dejar el proyecto como tal de lado. Es casi el mismo sentimiento que te invade cuando, después de un viaje que habías planeado por tanto tiempo, te toca regresar a casa, levantarte al día siguiente y regresar a trabajar. Una mezcla de dolor de estómago, cansancio, ganas de llorar e irritabilidad.

Este tipo de “wedding blues” les suele suceder a las parejas que invirtieron muchísimo tiempo en la planeación de la boda (ahora imagina si tuviste que posponer la fecha mil veces), o bien, para quienes disfrutaron demasiado cada momento de la organización y de la atención que venía como efecto secundario. De igual modo, la depre post boda también es habitual en aquellas parejas que empezaron a vivir juntos a partir de la boda, y es que dejar la casa de los papás o incluso tu propio mundo en solitario también cuesta. Y ¡es normal!

Lo más elemental es que sepas cómo cambiar el enfoque para ya no pensar en la boda que fue, sino en el matrimonio que será. Puedes diseñar proyectos que te mantengan entusiasmado y por medio de los cuales logres crear una nueva conexión con tu pareja y con toda esa ola de emociones que iniciarán en los primeros meses de casados.

También lee: 8 cosas de las que no debes arrepentirte sobre tu boda.

Joy Zamora

¿Cómo sobrellevar la depre post boda?

1. Date permiso de sentir. Eso de hacerte el fuerte y pretender que las emociones se curan solas ¡está mega equivocado! Si te sientes triste porque la boda llegó a su fin, porque la disfrutaste como pocos días de tu vida y porque crees que ya nada será igual, entonces tómate el tiempo necesario identificar qué es lo que sientes y actuar con base en ello. Si lo dejas pasar, lo más seguro es que regrese multiplicado en unos cuantos meses más.

2. Pide ayuda. Si te late la idea y tú pareja está pasando por lo mismo que tú, lo mejor será que le den oportunidad a la terapia en pareja. Si no lo consideras necesario, entonces date la oportunidad de buscar asesoría, mentoría o ayuda ya sea con un experto, o bien, con parejas con las que tengas toda la confianza del mundo para contarles cómo te sientes. Otra vez, lo más importante es que no te guardes lo que sientes.

3. Piensa en nuevos proyectos. Estos no tienen que ser complejos o difíciles de llevar a cabo, ¡al contrario! Planear experiencias todos los días te ayudará a cambiar el enfoque y concentrarte en todo lo nuevo que está por suceder en tu vida, además de que así lograrás crear una conexión más fuerte entre tu pareja y tú. ¿Quién dijo que la boda es lo mejor? ¡No! Una cita romántica, una cena preparada por ti, un plan inesperado… todo se puede para acabar de una vez por todas con la depresión post boda.

4. Mantente ocupado. No necesariamente con labores de la casa o algo por el estilo. Descubrir un nuevo hobby, regresar a tu trabajo más preparada, tomar clases, armar talleres… cualquier cosa que te nutra, te despeje y te haga mejor es ideal para sobrellevar la depresión post boda. Por supuesto que no puedes olvidarte de comer bien, hacer ejercicio y mantenerte sano para que el proceso no se tan complicado.

5. Pasa tiempo con tu pareja y sus familias. Por nada del mundo te vayas a aislar, que lo que menos queremos es que este matrimonio empiece mal. Por el contrario, busca conectar no sólo con tu esposo o esposa, sino también con sus papás, hermanos, etc. Armar cenas o comidas con ellos te ayudará a despejarte, escuchar historias y darte cuenta de la cantidad infinita de planeas que vienen por delante en su matrimonio. Comparte más de ti y disfruta de este nuevo proceso.

Michalis Kuvalis & Kimon Kaketsis

No te esfuerces en superar de un día a otro todo lo que estás sintiendo. Es muy fácil detectar la depresión post boda y también es muy fácil salir de ella, sólo hace falta que te escuches, te des permiso y te pongas nuevas metas para que disfrutes el día a día de tu matrimonio.

Si aún estás en el proceso de planeación, no dejes de leer ¿cómo saber si te estás estresando de más por la boda?

Behind the lens: No Preterito Perfeito, Raw Shoots Photography, Joy Zamora, Michalis Kuvalis & Kimon Kaketsis.

#wtfID 1901872236