fbpx
 
Cómo saber si te estás estresando de más por la boda: 5 señales clarísimas

Cómo saber si te estás estresando de más por la boda: 5 señales clarísimas

Enfócate en todo lo bueno, deja ir de malo y elimina por completo las malas actitudes en torno a tu boda.
https://weddinghub.wtf/wp-content/uploads/2021/09/cómo-saber-si-te-estás-estresando-de-más-por-la-boda-lauren-nicole-wedding-hub-02-1280x849.jpg

Podrás contarte las historias que quieras, pero llega un momento en el que es imposible darle la espalda a la carga de estrés que traes por la boda. Si ya te dieron el anillo y no estás disfrutando mucho el proceso porque no dejas de pensar en una lista interminable de pendientes y tareas por hacer, quiere decir que ya te pasaste y necesitas hacer una pausa. Por acá armamos una lista básica, rápida y muy necesaria para que sepas identificar si te estás estresando de más por la boda. Toma nota, haz un ejercicio de consciencia y realiza los cambios que sean necesarios.

Lauren Nicole

1. Despiertas y te duermes (si es que duermes) pensando en la boda

Tu vida no tendría por qué detenerse por la boda, y mucho menos ésta debería convertirse en la prioridad número uno de todos tus días. Si desde los primeros minutos no dejas de pensar en todo lo que te falta por hacer y tan sólo eso te provoca ansiedad, estrés o mal humor, entonces quiere decir que estás abarcando demasiado. Si realizar tus actividades normales se está convirtiendo en un peso innecesario a tal grado que ya ni siquiera puedes dormir bien por la angustia, ¡aguas! Si aún no lo has hecho, contrata a un wedding planner y si ya lo tienes… ¡confía en él/ella plenamente! Todo va a estar bien.

Phil Chester

2. Quieres organizar la boda tú sola/o y te estás frustrando de más

A ver, primero que nada es normal que no puedas tomar el control de una fecha tan importante (y pesada) como ésa, y para eso lo mejor es que confíes en el servicio profesional de un wedding planner. Parece que es un lujo, pero te prometemos que es un vendor de necesidad básica por todo el peso que te quitarás de encima con su ayuda. Toma en cuenta que se deben tomar decisiones importantes en torno al presupuesto de la boda, contratos, pagos, diseño de página web, logística total del evento, detalles para los invitados, coordinación de los proveedores, y mucho más. Antes de estresarte de más por la boda, mejor júntate con los expertos.

3. Te enojas de más y ya no disfrutas nada

Para empezar, el periodo de compromiso debería ser uno de los más emotivos y emocionantes, así que si de plano te sientes fuera de ti quiere decir que el estrés ya se salió de control. Esto suele ocurrir cuando buscas satisfacer los gustos de todo sin tomar en consideración los tuyos y, por encima de todo, el valor de tu tiempo. Si solo te la vives respondiendo a comentarios, opiniones, críticas o consejos sobre cómo deberías llevar y diseñar tu boda, lo más seguro es que termines harta y con el peor ánimo del mundo. Date un respiro, prioriza y mantente clara en lo que es verdaderamente importante para ti y tu pareja.

También lee: Los 7 consejos esenciales para tener un buen elopement.

Phil Chester

4. La procrastinación se ha convertido en tu mejor aliada

Y hay que detener esa relación a como dé lugar. Tener una lista llena de pendientes genera que busques darle la vuelta a todas las tareas, como si se tratara de esperar a que llegue una hada madrina y te resuelva todo por arte de magia. Si de plano no quieres padecer los mil y un pendientes que trae consigo la organización de una boda, entonces contrata a un wedding planner y deja que él o ella se haga cargo de la situación para que tú puedas mantenerte clara en tus actividades de todos los días sin caer en un círculo interminable de estrés. Ahora, si de plano te quieres aventar tú sola toda la logística, toma en cuenta que deberás seguir tiempos muy concretos para que no se te escape nada.

Toma nota de: cómo tener una boda increíble con menos invitados.

Lauren Nicole

5. Lo único que quieres es que llegue el día de la boda para olvidarte de todo

Ok, una cosa es que estés muy emocionada porque estás a punto de casarte con el amor de tu vida, pero que de plano sólo quieres que llegue la fecha para ya olvidarte de todo no está tan cool y quiere decir que te estás estresando de más. Este proceso debería ser uno de los que más disfrutes, y más allá de verlo como un proyecto por el cual debes atravesar sola, lo mejor que puedes hacer es pensar en tu “sí, acepto” como un plan en conjunto que ambos deberán diseñar. En pleno 2021 el trabajo en equipo es crucial no importa si vas a hacer un elopement, una boda íntima, o bien, si te vas a lanzar con una mega producción. Esa fecha los tiene que encontrar en su mejor versión, y para lograr el objetivo debes saber que no podrás controlar todo. Let go!

Lauren Nicole

Enfócate en todo lo bueno, deja ir de malo y elimina por completo las malas actitudes en torno a tu boda. Tener una celebración especial, divertida y sin estrés es posible, pero para ello primero deberás identificar si ya te pasaste de preocupona y cómo puedes resetearte para vivir al máximo el día a día previo a tu “sí, acepto”.

Behind the lens: Lauren Nicole, Phil Chester

#wtfID 1634067575