fbpx
 
8 cosas de las que no debes arrepentirte sobre tu boda

8 cosas de las que no debes arrepentirte sobre tu boda

Aunque no hayas hecho todo como es lo habitual, lo más importante es que tú y tu pareja logren romper con el molde y diseñar un día que los represente al máximo desde el principio hasta el final.
https://weddinghub.wtf/wp-content/uploads/2021/08/13-Yosemite-Elopement-1280x877.jpg

Nos encantan las bodas, de eso no tenemos ni la más mínima duda, pero lo que no soportamos del todo es que haya tantas expectativas alrededor de una celebración que, al menos de forma idónea, debería concentrarse única y exclusivamente en la pareja. Ya sea por compromisos familiares, por cumplir con modas o por querer llevar todas las tendencias del momento a ese día, las cosas pueden salirse un poquito de control, distrayendo la atención de lo que verdaderamente es importante: la unión de la pareja. Para ello hemos hecho una lista buenísima con las cosas de las que no debes arrepentirte de tu boda ¡por nada del mundo!

Por supuesto que las perspectivas son completamente relativas, así que si en esta lista te encuentras con cosas que deseas hacer el día de la boda o que ya hiciste, ni nos hagas caso. Lo que sí te recomendamos que tengas en mente es que la boda está hecha para que tú y tu pareja lo pasen increíble, ustedes son la prioridad no los demás.

Isaiah & Taylor

No poder gastar tanto como “deberías”

Entrecomillamos el “deberías”, porque realmente no hay un indicador oficial que muestre cuánto debe gastarse en una boda de manera obligatoria. Hay muchos factores que deberás tomar en cuenta antes de decidirte por el presupuesto final, como renta que puedas adelantar, pago de servicios y hasta la luna de miel. Tener una inversión ilimitada no es sinónimo de una boda perfecta, y es que para llegar a ese punto lo que realmente importa es ser capaz de diseñar una celebración con personalidad, auténtica e inspirada en la visión de los novios al 100%. No te frustres si no puedes tener un millón de peso en flores, y mejor piensa cómo puedes traducir esa parte creativa que los distingue como pareja en un evento de lo más cool.

Gastarte más de lo que “deberías”

Otra vez, dado que no existe una ley que indique cuánto ha de gastarse en una boda, si te pasas del presupuesto porque realmente así lo deseabas y tu sueño era tener una boda con una producción gigantesca… ¡hazlo! Por supuesto que la decisión debe venir del mutuo acuerdo que se haya hecho en pareja y de la plena consciencia de que, probablemente, puede que los primeros meses de matrimonio estén un poco ajustados por la inversión que se ha hecho. De todos modos, si se trata de un día que sólo vivirás una vez en tu vida, entonces vale la pena siempre y cuando eso no termine por dejarte completamente roto o endeudado (plis no).

Kadi Tobin

Dejar fuera de la lista a familiares

Sorry, pero eso de tener que invitar a la familia entera ya no aplica ¡para nada! Los compromisos deberás dejarlos a un lado, sobre todo si son tú y tu pareja quienes están absorbiendo los gastos totales de la boda. Ahora bien, si tus papás están metiendo mano en el tema del presupuesto, tampoco significa que sea su día y que deban controlar quiénes sí y quiénes no van a la boda. Hay que llegar a un punto medio, eliminar a la gente con la que de plano no mantienes ningún contacto aunque sean parte de la familia, y darle su lugar a aquellos que son cercanos y con los que realmente tienes un lazo inquebrantable. Y no, que nadie te haga sentir mal por elegir bien a la gente que quieres como testigo en ese gran día. That’s the whole point!

Hacer un elopement

Eso de armar una escapada, comprarte un vestido de novia fregón, contratar a un fotógrafo top y disfrutar de una boda sin invitados en un escenario espectacular ¡es una tremenda maravilla! Si ese es el formato que tú y tu pareja desean seguir, no lo duden y háganlo. El punto de la boda es que cada segundo de ese día se convierta en un recuerdo valiosísimo para ustedes, y si entre los requisitos no figuran las personas, las producciones complejas o el formato tradicional del “sí, acepto”, entonces tomen esta oportunidad para romper las reglas y diseñar su propia historia. Si lo necesitas, también tenemos un consejos buenísimos para que armes el mejor elopement.

Eichar Photography

No haber pasado tiempo suficiente con los invitados

¡No es para menos! Te acabas de casar con tu mejor amigo/a, el amor de tu vida, la persona más wow en el universo, por supuesto  que se te perdona que quieras estar pegada a él/ella todo el tiempo sin tener la obligación de saludar a todo mundo. Claro que siempre puedes darte tus tiempos, pero ¡es su día! Nuestro mejor consejo es que vivan su boda al máximo, sin prejuicios, sin ideas de lo que deberían hacer, sin estrés del qué dirán, sólo estando presentes y cerca el uno del otro. Ya hasta se nos puso la piel chinita, jaja.

También lee: Cómo tener una boda increíble con menos invitados.

Haber sido intensa/o con los tiempos

Igual te pasaste y apartaste al fotógrafo con dos años de anticipación, o probablemente se te fue el rollo y dejaste el banquete para el final, ¡ya no te preocupes por eso! Si quieres evitarte problemas o una carga de estrés innecesario, lo mejor que puedes hacer, sí o sí, es contratar a un wedding planner que te apoye y te aligere la carga con la contratación de proveedores, los tiempos, citas, etc. Ahora, si se te pasó el tiempo y dejaste esa decisión para el final, ¡tampoco te sientas mal! Siempre puedes contar con la ayuda de un coordinador que te eche la mano el día de la boda con toda la ejecución del evento y la comunicación entre los servicios que hayas contratado. Eso sí, no te esperes al mero día del evento para buscar a un pro.

Anni Graham

No haber comprado el vestido de novia que estaba de moda

¡Por supuesto que no puedes arrepentirte por eso! Al contrario. Acuérdate que la elección del vestido tiene que ser un reflejo ultra fiel de quien eres, de lo que te gusta y de cómo te gusta expresar tu estilo. Las tendencias son solamente guías que puedes utilizar a tu favor, pero ninguna de ellas está creada para que la cumplas al pie de la letra. Si te decidiste por un diseño clásico cuando todas se estaban casando con un rollo más alternativo, o si te quisiste casar con un vestido que ni siquiera es de novia (¡qué cool!) no te sientas mal y celebra la visión tan única que tienes. La moda es un juego de experimentación.

No te pierdas: Las 9 tendencias en vestidos de novia 2022 según The Bridal Council.

Haberte preocupado de más 

Todo mundo se queja de las bridezillas y groomzillas, pero casi nadie se pone a pensar en el tremendo estrés que tienen las parejas durante la planeación de la boda. Es normal, y más si te pones a pensar que este no es el único trabajo que debes hacer en tu día a día. Si este ha sido tu caso o el de tu pareja ya ni pienses en eso, aunque la recomendación es que trates de llegar lo más tranquila posible al día de la boda para que puedas disfrutar al máximo de cada segundo sin nervios o preocupaciones de por medio. Recuerda en todo momento que has contratado a un equipo de profesionales buenísimo y que son ellos quienes están más enfocados que nunca en regalarte un día espectacular que recuerdes para siempre. Let go!

Brogen Jessup

Este día fue hecho para que lo vivas al máximo y, más allá de todo, para que todas las veces que lo recuerdes sólo vengan a ti buenos momentos y cero arrepentimientos. Aunque no hayas hecho todo como es lo habitual, lo más importante es que tú y tu pareja logren romper con el molde y diseñar un día que los represente al máximo desde el principio hasta el final. ¡Ahí radica el éxito y la perfección de una boda!

Behind the lens: Isaiah & Taylor, Kadi Tobin, Eichar Photography, Anni Graham, Brogen Jessup

#wtfID 1605840263

Related