fbpx
 
Por qué deberías ir sola a comprar tu vestido de novia

Por qué deberías ir sola a comprar tu vestido de novia

No tienes que ir con el ejército ultra numeroso para encontrar el diseño perfecto. Si no me crees, échale un ojito a esto y olvídate de la norma.
https://weddinghub.wtf/wp-content/uploads/2021/05/Yessica-Cruz1-1280x853.jpg

Una disculpita, pero nunca he entendido la necesidad de ir con un ejército de personas para este momento. Sí, seguro la misma dinámica la has visto no solo en los preparativos de boda de tus amigas o familiares, sino también en esos programas de Discovery Home & Health que, la verdad, sí son divertidos. La decisión es de cada novia (obviamente), pero si de plano no tienes la energía de estar haciendo encuestas ciudadanas (ups) para decidirte por esa prenda que a ti te guste y te enamore, seguro que te servirá muchísimo conocer algunas de las razones sobre por qué ir sola a comprar tu vestido de novia.

Yessica Cruz

**ADVERTENCIA: Cabe aclarar que no tengo ningún problema con las novias que buscan sentirse acompañadas en ese gran momento, ¡al contrario! Sin embargo, si no encajas con el perfil y prefieres hacer la búsqueda en solitario pero no sabes cómo, esto es para ti.

1. Tú decides tus tiempos

No es necesario concretar un horario específico para que tu mamá, tu suegra, tus hermanas, tus primas y amigas te acompañen. Tan solo debes organizarte con tiempo para saber qué tiendas buscas recorrer, en qué horarios, qué días, etc. Con eso, aunque no lo creas, lograrás sentirte más relajada y sin presiones externas. Recuerda que es TU día y debes vivir el proceso como mejor te convenga. Nunca lo dudes.

Afortunadamente, gracias a la sana distancia, ahora puedes hacer una mejor selección en torno a quién te acompañará. De todos modos, siempre puedes elegir esto como pretexto para lanzarte sola a tu boutique favorita y encontrar el vestido de novia perfecto.

Yessica Cruz

2. Nadie te conoce mejor que tú

Por eso es muy importante que no tengas miedo a la idea de ir sola a comprar el vestido de novia. Tú, y solamente tú, sabe a la perfección qué es lo que te gusta y lo que no, lo que se te ve bien y lo que podrías dejar en el olvido porque no te favorece. Aunque entiendo que las opiniones de otras personas te puedan ayudar a tomar una decisión, lo más elemental es que tú estés consciente de lo que necesitas para que encuentres el indicado y no tengas ni una sola duda. Si no eres muy diestra en el rollo de aceptar críticas u opiniones externas (completamente entendible), mejor ahórrate el trago amargo y siéntete guapísima con lo que sea que quieras comprar.

3. Confía en tu intuición

Lo más común es que te digan que la honestidad de las personas que te acompañan es vital, y eso mismo lo hemos visto en distintos programas de televisión y series, pero ¿en serio es lo que quieres? Tan solo ponte a pensar cuántas veces has visto en pantalla a esas chicas que mueren por comprar un vestido de novia, pero que por un comentario de sus parientes o amigos no lo hacen. ¡No! Sorry, pero no estoy a favor de eso. Tú sabes mejor que nadie cómo quieres verte el día de tu boda y, si puedo adelantarte algo, ¡tu novio amará cada detalle de tu look porque eres TÚ! Siempre he estado convencida de que esa creación debe ser una extensión de quien eres y no de lo que piensen los demás sobre ti. (Qué intensa soy. ¡Perdón! Jaja).

Button Up Photography

4. Es una experiencia que te debes

Entrar a la tienda, sentirte cómoda, dejar que te consientan y empezar la búsqueda con ayuda de la estilistas de ese boutique, ¡es increíble! Puedes probarte los vestidos que quieras, analizar cómo te quedan, si puedes moverte con libertad y todos aquellos detalles importantes. No habrá cuestionamientos ni opiniones como “mmm te imaginaba con algo distinto” o “definitivamente no es tu vestido de novia”. Tan solo se trata de que existas tú y ese maravilloso mundo de la moda nupcial.

También lee: 5 alternativas a la clásica recepción de bodas.

5. Existen alternativas

¿A qué me refiero con esto? Puedes ir sola a comprar el vestido de novia y, en la segunda prueba, llevar a la gente necesaria para que vea cómo luces y el diseño que has elegido. No se trata de que dejes de lado a la gente más cercana a ti, sino que busques alternativas para que sean parte del proceso de la boda sin la necesidad de que estén inmiscuidas en todas las decisiones que tomes. Parece muy egoísta, pero créeme que el proceso será más sencillo y no tendrás tantas dudas en la cabeza. OJO: Si no estás segura de comprarlo, mejor no lo hagas. Date el tiempo para pensar bien en tu decisión.

Button Up Photography

6. Tu novio quedará fascinado elijas lo que elijas

¿Recuerdas cuando Amy (The Big Bang Theory) acude a comprar su vestido de novia con Bernadette y Penny? El diseño que ella elige no fue del gusto de ambas; sin embargo cuando Sheldon la ve vestida de novia lo único que puede decirle es: “muero por casarme contigo”. Aunque se trata de un capítulo de televisión, esa misma escena vivirás cuando el amor de tu vida te vea caminar hacia el altar. Más allá de la gente que lleves a la prueba, lo más importante es que tú te sientas segura y que tengas en mente que, elijas lo que elijas, a él le va a fascinar. ¡En serio!

También lee: Prea James y el arte de diseñar los vestidos de novia más instagrameables.

Guía rápida para saber cómo comprar tu vestido de novia sola:

  • Haz una lista con las tiendas que deseas visitar.
  • Realiza una buena búsqueda para saber qué tipo de siluetas quieres probarte
  • Ten muy claro cuánto pretendes invertir en el vestido de novia y por nada del mundo juegues con esa cantidad
  • Cuando llegues a la tienda, no tengas miedo ni sientas prisa. Tómate el tiempo suficiente para analizar qué quieres ver y, por supuesto, nunca eches en saco roto las recomendaciones que te hacen las expertas de la boutique
  • Tómate el tiempo necesario para verte y, sobre todo, para saber cómo te sientes con ese vestido de novia. Si hay un vestigio de duda, mejor haz una pausa y no lo compres
  • Con base en el punto anterior, NUNCA DE LOS NUNCAS tomes decisiones impulsivas en este tema.Siempre es mejor descansar y repensar la idea antes de gastarte miles en un diseño que no te gusta del todo.
  • Siéntete segura. Vas sola, sí, pero confía en tu intuición y en cómo deseas verte en ese día. Ya después habrá tiempo para presumir tu elección.
  • Disfruta del proceso, no tengas miedo ni te preocupes de más. Al final, la decisión que tomes hará que te veas perfecta, guapísima y segura de ti misma. Eso es lo más importante.
Gab Fotografía

Con esta guía y las ventajas que te comparto, ya estarás más que lista para ir sola a comprar el vestido de novia si así lo deseas. Recuerda que esta nota está hecha para aquellas chicas que desean tomar las decisiones de su boda sin que haya tantas opiniones de por medio, pero si prefieres acompañarte en el camino, ¡qué mejor! Mucha suerte. 

Colaboración con: Melissa Lara

Behind the lens: Yessica Cruz, Button Up Photography y Gab Fotografía

#wtfID 1326144837