fbpx
 
Juliet Aurel: El renacer de la joyería fina para novia y su proceso como obra de arte

Juliet Aurel: El renacer de la joyería fina para novia y su proceso como obra de arte

Jhoseline, directora creativa de Juliet Aurel, entendió la necesidad de transformar la joyería fina para convertirla en una obra de arte que se lleva a dondequiera. En entrevista, nos cuenta más a detalle sobre su marca.

En las piezas de joyería no solo se funden metales y se añaden piedras preciosas, sino que con su compañía se forman y se fortalecen historias. Son esas oportunidades que, con algo de brillo y mucho de trabajo, trascienden el paso del tiempo y se convierten en tesoros que pasan de generación en generación. Pero, ¿qué hay de la innovación, la conjugación de referentes externos y la integración de las nuevas propuestas de moda? Jhoseline, directora creativa de Juliet Aurel, entendió la necesidad de transformar la joyería fina para convertirla en una obra de arte que se lleva a dondequiera. En entrevista, nos cuenta más a detalle sobre su marca, su proceso creativo y sobre por qué estos complementos son básicos en el estilismo de una novia.

Juliet Aurel joyería fina

Para entender los efectos de una marca que ha ganado terrenos por su comprensión actual de la joyería, lo mejor es viajar en el tiempo y conocer el inicio. “La marca empezó hace dos años y surgió porque mi familia es familia de joyeros, ellos llevan dedicándose a esto unos 35 años más o menos, entonces es algo con lo que yo crecí. Cuando me gradué empecé a trabajar con ellos y me di cuenta de que hacía falta algo más; investigué el mercado, me encontré con muchas marcas de joyería increíbles, pero desde mi perspectiva creía que faltaba una propuesta de joyería fina, con precios accesibles y con diseños contemporáneos”, dice Jhoseline.

La línea principal de inspiración en torno a la marca se concentró en el Renacimiento. William Shakespeare y su obra “Romeo y Julieta” pronto se volvieron el espacio artístico que enmarcaría la visión de Juliet, junto con Aurel, que “representa el elemento químico del oro (AU) y que tiene que ver con el aura o el brillo de la joya”. Fue así como el renacer de la joyería se consolidó como un nuevo idioma para entender los complementos y su hechura más a detalle.

Jhoseline tenía claro que el secreto estaba en romper con ambos espectros: las piezas ultra conservadoras y aquellas que, a pesar de tener diseños espectaculares, no contaban con los mejores materiales. Después de ver más de cerca que la tradición en torno a la joyería se estaba perdiendo y que ya no había la misma importancia para regalar una pieza única, su labor entonces fue crear una propuesta que lograra encontrar la sinergía perfecta entre arte, diseño y vanguardia, con la inspiración clara en mujeres elegantes y femeninas que no piensan sacrificar la comodidad. Con esa visión estética en mente, Juliet Aurel es hoy un referente claro de cómo llevar el trabajo personalizado en una pieza única e icónica.

“Para mí era importante rescatar la tradición y todo el proceso artesanal que hay detrás de la joyería fina, que muchas veces no lo vemos pero que es vital comunicarlo”, nos cuenta Jhoseline. Las piezas de Juliet Aurel se caracterizan por estar realizadas con materiales que garantizan permanencia y durabilidad, además de que se trata de piezas que están hechas para usarse y no para tener guardadas por años en un joyero; eso sí, sin sacrificar la historia que acompaña el proceso detrás de cada pieza.

Las piezas se hacen en México e Italia, “el taller está en Guadalajara y está compuesto por artesanos orfebres que por mucho tiempo han sido amigos de la familia. Yo trabajo con ellos la parte del diseño, revisar que los moldes estén bien en hacer pruebas antes de hacer la pieza final”, en cuanto a lo que se realiza en Europa, el cambio radical está en la técnica de electroformado, la cual permite que se puedan realizar piezas de joyería más grande sin que tengan tanto peso, que tengan más volumen y que sean huecas por dentro.

Con el fin de generar un efecto de personalización y lujo, Juliet Aurel no cuenta con colecciones que cambian cada temporada, sino que la diferenciación está en hacer cambios o añadir ciertas piezas en las líneas ya existentes, “porque precisamente eso es lo que quiero que pase, que la gente no vea una pieza y piense que ya pasó de moda. Me gusta que sea joyería contemporánea, pero que sea clásica a la vez, que perdure a través del tiempo en cuestión de material y diseño”, dice. La apuesta atemporal permite que cada diseño tenga un valor único y que, sin importar cuántos años pasen, siempre pueda portarse con la seguridad de ser un complemento exclusivo y realizado con la máxima calidad.

En el tema de la unicidad, Jhoseline nos cuenta que también trabaja con diseños personalizados como anillos de compromiso, joyas para ocasiones especiales y hasta complementos pensados especialmente para una novia. “Trato de adaptarme, dentro del estilo y concepto de la marca, al presupuesto y a las necesidades de los clientes. El trabajo tiene varias ventajas: es único, se va diseñando en conjunto y se cuenta una historia”, dice. Por supuesto hay que tener en consideración que, elegir una pieza hecha a la medida, también significa aumentar su valor por el hecho de ser un diseño y molde especiales. Aún así, la inversión vale la pena sin duda.

Los materiales elegidos para concebir las piezas de Juliet Aurel van desde el oro de 14 y 18 quilates, hasta el platino cuando se trata de anillos de compromiso y argollas de matrimonio. En cuanto a las piedras, Jhoseline nos cuenta que todo se basa en el diseño y el concepto que se tenga en torno a la joya, aunque los diamantes, los zafiros y las esmeraldas son de los más usados en esta joyería fina. El proceso técnico al cual se somete cada pieza varía de acuerdo con las aleaciones que se realicen con otros metales con el fin de conseguir el acabado perfecto. Lo que sí queda claro es que el resultado final siempre termina siendo una sorpresa por la originalidad en su diseño y la calidad de los materiales usados.

Si se trata de reconfigurar la fórmula, en lo mucho o en lo poco, el proceso creativo de Jhoseline resulta ser una pieza clave a la hora de concebir un diseño. Y sí, en el caso de la joyería personalizada tan solo basta una historia para hacer el camino de inspiración, pero a ello se suma la presencia del arte cuando se trata de crear las colecciones. “El arte lo podemos encontrar en muchísimas cosas: tu día a día, la música y hasta la comida… todo implica un esfuerzo. A mí me encanta la escultura, porque es un trabajo muy manual y va de la mano con lo que hago, sobre todo por el tallado de la pieza”, dice. Las texturas y los movimientos son fuentes de inspiración en Juliet Aurel, ya sea que estén basados en los mismos metales o en la forma de los recursos naturales.

Consejos de Juliet Aurel para encontrar la joyería perfecta para boda:

  1. Comodidad. Elegir una pieza que vaya con su estilo y personalidad, que sea un diseño que seguirán usando.
  2. Experimentar. Siempre es bueno jugar con diseños que vayan de la mano con la personalidad. Tampoco se trata de irse al extremo de algo que jamás usarías. Inyectar un poco de color puede ser suficiente para cambiar la vibra de tu look.
  3. Adaptar. Cuando se trata de joyas familiares, lo que se puede hacer es modificar la pieza cuidando las piedras que ya están en el diseño para transformarlo en un diseño más contemporáneo.
  4. Personalizar. La mejor forma de garantizar que lo que usarás será completamente diferente.

Retomar la tradición de la joyería fina adaptada al contexto de la mujer contemporánea y ver el proceso como arte es la premisa que sigue Juliet Aurel, una marca mexicana que hace magia con los metales y las piedras preciosas para concebir piezas personalizadas que puedan lucirse en cualquier ocasión.

Joyería: Juliet Aurel
Fotografía: Yessica Cruz
Vestido de novia: Carmen Llaguno
Modelo: Andrea Carrazco

#wtfID 1272611051