fbpx
 
¿Qué hacer con tus mascotas antes, durante y después de la boda?

¿Qué hacer con tus mascotas antes, durante y después de la boda?

Antes de tomar la decisión de tener a tu perrito o mascota en el día de la boda, considera todas las situaciones para garantizar que estará bien y sin estrés.

Ojalá todo se redujera a vestirlos como novia y novio para que te acompañaran en ese día, pero pensar en tus mascotas va mucho más allá de tenerlos presentables para una buena foto y que se luzcan en tu boda. Son muchos los posts que hemos visto en torno a cómo integrarlas en la boda, y aunque hay tips que resultan muy útiles, la realidad es que debes tomar en consideración su bienestar completo para que disfruten de la celebración y, en caso de no llevarlos, para que no sufran por dejarlos solitos antes, durante y después del “sí, acepto” Preparamos algunos consejos que seguro te servirán muchísimo.

Vasylyna Kucherepa

Lo primero que debes tomar en consideración es que, si planeas tener una boda en la que participen tus perros o cualquier mascota, lo ideal es que pienses en tener una celebración 100% pet friendly. De entrada necesitas tener la seguridad de que en el venue acepten animales y que, por ende, haya un espacio en el que puedan estar sin tantos límites. Si de plano el lugar no es apto o tu mascota no es la más sociable o tranquila de la historia, entonces lo mejor será pensar en otras alternativas. El objetivo, siempre y siempre, es garantizar que ellos estén bien, aunque eso signifique que no asistan a la boda.

Y esa es otra cuestión: no debes exigir que ellos estén. Aunque ya hayas pensado en todas las fotos que podrás tener de la boda junto a ellos, lo más elemental es que pienses que, incluso al ser mascotas, las necesidades de atención, distancia y de convivencia con adultos son muy distintas.

Sarandy Westfall

Un mes antes de la boda

Para que la transición entre hogares sea lo más liviana posible, te recomendamos hacer espacio para que tus mascotas conozcan su nueva casa o departamento. Si tú y tu pareja ya viven juntas, entonces siéntete con la libertad de saltarte este paso e ir directamente al que sigue; sin embargo, si ambos van a empezar el matrimonio en un nuevo espacio, considera lo siguiente:

  1. No esperes hasta el mero día después de la luna de miel para que conozcan su nuevo hogar
  2. Aparta días de la semana (los más que puedas) para que ellos puedan pasar tiempo en su nueva casa, conocerla y, muy importante, reconocerla como suya
  3. No tardes mucho en llevarles cosas de ellos a ese nuevo hogar, ya que así será más fácil que lo vean como suyo y que la transición sea más liviana
  4. Mientras están reconociendo el lugar ponles atención, procúralos, pero también dales independencia. El chiste es que se sientan como en casa.
  5. Lleva una manta o su juguete favorito en todo momento para que identifiquen el lugar como suyo
Jay Wennington

Una semana antes de la boda

Lo más normal es que los pendientes vayan en aumento y que, de pronto, tu atención y la de tu pareja estén enfocadas sobre todo en la boda. Es entendible, siempre y cuando no olvides las necesidades de tu mascota. Lo mejor es que te armes de buen tiempo para dejar todo listo y garantizar que estará bien atendido y entretenido en la semana previa a la boda.

Para no errarle, te recomendamos elegir un servicio de asistencia (como Host a Pet o Cuida mi Mascota), o bien, un campamento o retreat en donde pueda convivir con otros perros, jugar y estar atendido en todo momento.

Con esta solución te ahorrarás muchos problemas: 1) garantizarás que tu mascota tenga la mejor atención 24/7, 2) seguirás estando en contacto con ella aún a la distancia y 3) no tendrás que tener mil presiones encima para atender justo los días previos a la boda. Lo mejor de todo es que se la pasará espectacular y estará más que lista para regresar a casa cuando tú y tu pareja ya estén de vuelta.

Aunque no lo creas esta es una de las mejores soluciones, así evitarás que entre en estrés por la música, la convivencia con tantas personas, la pirotecnia, etc. De igual modo, no tendrás que buscar asistencia extra para llevar a la boda o, en el peor de los casos, tener que perseguir a algún miembro de la familia para que sea él o ella quien se encargue de tu mascota. Para tener recuerdos antes de la boda, lo mejor es que organices una sesión mega cool y divertida en la que también estén, ¡y listo!

Sarandy Westfall

Si de plano tú y tu pareja prefieren llevar a sus mascotas a la boda, entonces debes garantizar lo siguiente sí o sí:

  1. Que el venue cumpla con los requisitos para ser pet friendly. Si no hay espacios adaptados o van a estar muy limitados, lo mejor es que los mandes de camping o que los dejes con algún conocido
  2. Garantizar que habrá equipo de cuidado y servicio destinado al 100% para tus perros o cualquier mascota. Ellos se encargarán de tenerlos entretenidos y, además, de promover que se diviertan
  3. Por supuesto que no puedes olvidarte de tener un menú para ellos. Ya sea que lleves sus alimentos de siempre o que quieras consentirlos con un festín especial para este día. Te sugerimos tener premios a la mano y sus juguetes para mantenerlo activo y evitar tiempos muertos
  4. Si tus perros son muy nerviosos, por nada del mundo pongas pirotecnia o los dejes demasiado tiempo conviviendo con personas, de otro modo pueden terminar mega estresados
  5. Toma en cuenta que puede haber consecuencias en el caso de que tus mascotas maltraten algún espacio del lugar en el que te vas a casar. Asegúrate de conocer todas las reglas antes de tiempo y, por supuesto, antes de cualquier sorpresa
  6. No olvides que, bajo situaciones de estrés, hasta los perros más tranquilos pueden tener arranques de mala conducta. Si de plano no quieres estar con el pendiente, lo mejor será proveerle de una experiencia en la que garantices que lo pasará bien y tranquilo.
Emma Dau

Después de la boda

Antes de agarrar las maletas para irte de luna de miel, asegúrate de tener preparado lo siguiente:

  1. Vacunas completas y vigentes. Si no quieres encontrarte con problemas, asegúrate de tener todo a la orden para que puedas apartar un servicio de pensión
  2. Servicio de guardería, hotel o pensión. Para relajarte aún más, puedes optar por servicios con pick up a domicilio para que se vayan derechito a su campamento o experiencia
  3. Si lo dejas en hotel, nada mejor que agregar experiencias divertidas a su estancia: masajes relajantes (sí, sí existen y están impresionantes), paseos, baños, etc. El chiste es que tu mascota viva ese tiempo alejado de ustedes como si fueran vacaciones
  4. Aunque muchos servicios hacen actualizaciones de fotos y videos en tiempo real, nunca está de más solicitar este tipo de material para asegurarte de que está bien
  5. Deja a alguien de la familia encargado por si llegara a presentarse cualquier inconveniente o problemas de comunicación con ustedes. Con ello ya estarás más tranquilo de que siempre habrá quién cuide a tu mascota
Spencer Davis

Antes de tomar la decisión de tener a tu perrito o mascota en el día de la boda, considera todas las situaciones para garantizar que estará bien y sin estrés. El objetivo es que tú, tu pareja y ellos ellos se diviertan, se relajen y no tengan que batallar con todo tipo de problemas o preocupaciones por lo que pueda llegar a pasar. Seguro que tu mascota agradecerá muchísimo pasar unos días con otros animales y en un entorno al natural y, por supuesto, recibirte con mucha emoción cuando regreses de la boda o de esa luna de miel.

#wtfID 855420517