fbpx
 
¿Cómo tener una boda con cero impacto? Te compartimos 5 claves

¿Cómo tener una boda con cero impacto? Te compartimos 5 claves

Nunca dudes que, desde donde estás y con tu boda puedes crear un impacto positivo en el medio ambiente. Sigue estas claves (cinco de muchas otras) para que ese "sí, acepto" tenga cero impacto y tenga un significado más profundo.

Por doquier se anuncia y se propaga el tema del calentamiento global, no es para menos. Son muchos los efectos negativos sobre la naturaleza, y aunque parece que los cambios trascendentes necesitan ser tremendos, la realidad es que con muy poco puede iniciarse una revolución para salvar lo que nos rodea. Por supuesto que pensar en un “sí, acepto” involucra mucho, sobre todo uso y gasto de recursos, pero ¿cómo tener una boda con cero impacto o, por lo menos, hacer todo lo posible por intentarlo? Acá te damos algunas claves que seguro podrás utilizar a tu favor en distintas fases de ese gran día.

1. Elegir el lugar

Celebrar tu boda en un espacio al natural parece la mejor idea, pero debes de tener claridad en cómo deben cuidarse los recursos que hay alrededor de estos espacios. Existen muchos venues que están enclavados en el campo o en los bosques y que pueden ser escenarios excepcionales para la boda, pero siempre debes tener en consideración que, a pesar de la celebración, el cuidado por los derredores debe ser fundamental. Para ello deberás preguntar si hay requisitos imprescindibles y, si es el caso, respetarlos al pie de la letra. Si prefieres casarte en un espacio público, siempre tendrás que preguntar: 1) si es posible y 2) qué tipo de medidas deben tomarse en cuenta para que no haya ningún impacto negativo por la boda.

2. Flores

Uno de los grandes temas que impactan en la inversión de una boda es, sin duda alguna, las flores. Aunque las producciones con ellas sean espectaculares, también debes hacerte responsable de cómo utilizarás estas especies para no magnificar el impacto negativo contra el medio ambiente. Una buena respuesta está en olvidarse de la espuma, uno de los materiales que más contaminan y con la que muchos proveedores mantienen con vida a las plantas. Afortunadamente, cada vez hay más empresas que prefieren únicamente las pipetas con agua para darle vida a los arreglos, sin la necesidad de depender de otros materiales.

Piensa, por supuesto, en qué otro uso puedes darle a las flores: ¿en dónde terminarán?, ¿cómo puedes aprovecharlas al máximo?, ¿existe la posibilidad de que solo adornes con poca naturaleza muerta o follajes? Estas son preguntas importantísimas a la hora de concebir la ambientación. En dado caso de que los mismos derredores naturales del venue sean los que decoren la boda, solo asegúrate de no violarlos o aprovecharte de ellos en ningún sentido. Si tienes oportunidad, no olvides preguntar por la renta de plantas, o bien, por decorar con macetas que después puedas donarlas a tus invitados como un recuerdo de la boda.

3. Banquete

Otro de los aspectos que más consumen recursos y dejan merma en una boda, ¿lo habías considerado? Si quieres tener una boda con cero impacto, entonces piensa en modelos alternativos para servir comida. Puedes optar por un menú a la carta que, aunque requiere de mayor inversión, es lo mejor para sacar platillos al momento y solo con los ingredientes necesarios. Procura también preguntarle a tu proveedor cómo es que maneja el uso de recursos en los alimentos, cómo contabiliza la comida y qué se puede hacer con platillos que sobren. Recuerda que, antes de pensar en tirar algo a la basura, siempre existen fórmulas alternas para que se maximice el uso de todo. 

4. Número de invitados

Si de plano quieres reducir el impacto que tiene tu boda, lo mejor siempre será pensar en reducir el número de asistentes y, por otra parte, mejorar la experiencia para ellos. Una celebración sencilla puede darte más elementos para saber cómo dejar tu granito de arena en el medio ambiente y, al mismo tiempo, disfrutar de una boda mágica.

5. Vestido de novia

Gracias al impacto en el uso de los textiles en el medio ambiente, cada vez son más las marcas que apuestan por crear vestidos de novia y diseños en general con telas reutilizables y recicladas. Este puede ser un gran aliciente para que tu diseño tenga una esencia diferente, además de que siempre puedes optar por donarlo o utilizarlo en más ocasiones (sí, sí se puede).

Si te gusta la idea y prefieres seguir con un espíritu de cero impacto, no eches en saco roto la idea de donarlo o venderlo después de la boda, sobre todo si queda en muy buen estado. Esto podrá ayudar a que otras mujeres que no tengan los recursos suficientes o que no deseen invertir tanto en un vestido de novia puedan aprovechar el gesto.

Nunca dudes que, desde donde estás y con tu boda puedes crear un impacto positivo en el medio ambiente. Sigue estas claves (cinco de muchas otras) para que ese “sí, acepto” tenga cero impacto y tenga un significado más profundo.

#wtfID 855413283