fbpx
 

30 veces que Giambattista Valli cambió la configuración de los vestidos de novia

Hoy vale la pena rendirle tributo a quien no se detiene, marca la pauta con su eclecticismo y se luce con estos vestidos de novia que redefinen por completo el estilismo nupcial. ¡Gracias, Giambattista Valli!

Tuvimos que hacer un viaje en el tiempo para llegar hasta el 2012 y hacer una remembranza de la magia que ha creado este diseñador que, dicho sea de paso, es una de las grandes mentes maestras que nos ha regalado el mundo de la moda. Y es que resulta que la estética de este costurero italiano no se detiene ante nada, mucho menos ante el maximalismo y la idea de que más también es más. Para rendirle homenaje a sus creaciones, esta vez te armamos una galería con las 30 veces (de muchas) que Giambattista Valli cambió la configuración de los vestidos de novia.

Por allá de 2015, Giambattista Valli declaró a Business of Fashion “I’m the only one who decides”, haciendo referencia a la gran ola de burnout por la que muchos diseñadores pasaron. Él, por el contrario, decidió consolidar su firma con el diseño de 12 colecciones al año, por medio de las cuales mantendría su talento creativo, sin la necesidad de sacrificarlo. Siempre ocupado, este diseñador se ha dado a la tarea de consolidar sus sellos estéticos en cada uno de los desfiles que maquina, y aunque todos son excepcionales, no hay duda de que sus acercamientos a la alta costura se llevan el galardón. 

Es bien sabido que en cada desfile Haute Couture los diseñadores cierran el show con un vestido de novia impactante. Lo mismo hace Giambattista Valli, pero durante todo el desfile; es decir, su aproximación a las telas y a la inspiración nupcial no lo detienen para que, incluso sin querer, las sorpresas en torno a nuevos estilismos nupciales se hagan notar. Sus vestidos son fáciles de identificar, probablemente por el uso excesivo del tul en múltiples capas superpuestas, o bien, por las faldas high low que llaman la atención de inmediato. En diseños cortos o largos, la configuración del clásico vestido de novia se convierte en un juego artístico para este creador.

El toque de color nunca se hace esperar, y es gracias a él que los vestidos de novia se adornan con detalles que van desde los bordados inspirados en las flores, hasta los estampados, sin dejar de lado las plumas y algunos elementos tridimensionales que rompen por completo por la tradición. Si se trata de poner reglas propias, mientras las tendencias se establecen, Giambattista Valli se luce creando las suyas propias, ya sea con vestidos de novia a color (el rosa parecer ser su tono favorito), crop tops, diseños minimalistas y mini dresses mega femeninos.

Los diseños corte imperio son un básico en su propuesta, y resalta su amor por los volúmenes en cada oportunidad que tiene. Por eso, y por muchas razones más, vale la pena rendirle tributo a quien no se detiene, marca la pauta con su eclecticismo y se luce con estos vestidos de novia que redefinen por completo el estilismo nupcial. ¡Gracias, Giambattista Valli!